Categorías
ciencia medicina

Omeprazol: ¿héroe o villano?

Este fármaco antiulceroso es uno de los más consumidos en el mundo, pero, ¿Se está ocupando en el momento correcto?

El uso desmedido y en momentos equivocados del Omeprazol y otros antiulcerosos ha llevado a una resistencia farmacológica por parte de la población y de esa forma se ve disminuyendo su efecto.

De acuerdo al último informe (2021) de la agencia española de medicamentos y productos sanitarios, el 10% de la población toma medicamentos antiulcerosos. Es un número altísimo, si lo comparamos con el 0,4% del paracetamol.

La gran disyuntiva es que la incidencia mundial de úlceras estomacales corresponde a un 8% aproximado en el mundo. Cláramente los medicamentos no están ayudando en el tratamiento. ¿Qué puede estar sucediendo?

Las razones de su uso

Las úlceras estomacales y de esófago, corresponden a heridas de las paredes de dichos órganos digestivos.

Ocurren por dos razones principalmente:

  • una bacteria llamada Helicobacter pylori que usa las paredes digestivas como sitio de colonización
  • sobreproducción de jugo (ácido) gástrico altamente abrasivo, como respuesta al alto consumo de alimentos irritantes

Dentro de la sobreproducción de jugo gástrico, ocurre otro fenómeno que generalmente es el causante de las úlceras del esófago, el reflujo.

Correspondiente al deficiente cierre de la compuerta superior del estómago, que precisamente asegura que no “suba” jugo gástrico.

El omeprazol ayuda al reflujo
El omeprazol ayuda al reflujo. Servier Medical Art/ Flickr

Se utilizan medicamentos

No existe un número realista de la cantidad de personas que padecen reflujo, pero teniendo 8% de pacientes con úlceras podemos ver un acercamiento.

Es justamente en este contexto donde entran los medicamentos antiulcerosos. Específicamente aquellos que buscan impedir la producción de jugo gástrico, quienes ayudarían a combatir el reflujo.

Claro, hay un problema: Si la piscina ya está llena, cortar el agua no ayudaría en nada. Eso es lo que ocurre actualmente, cuando las personas se ven en una crisis de reflujo, es decir, cuando ya el jugo gástrico se produjo, toman omeprazol.

Hay una concepción erronea, que esta profundamente instalada en la población Hispanoparlante: estos medicamentos son simples “protectores o barreras estomacales” que ayudarían en el instante a la problemática.

En Chile, por ejemplo, esto se ha transformado en un problema. Es por eso que, previamente estos medicamentos se vendían sin receta médica, pero para intentar luchar contra el sobreconsumo, se obliga la presentación de una receta de un gastroenterólogo

¿Pero hay efectos secundarios? Claro, principalmente se produce el mismo efecto que en el consumo de drogas recreacionales. Vale decir, resistencia al medicamento. Cada vez se requiere consumir más para realizar el mismo efecto.

También se han descrito problemas de neuropatías y con la absorción de Vitaminas, como la B12

Infographic by Carlos Diego Ibáñez

En síntesis, las personas, por falta de conocimiento y no tratarse con un profesional competente caen en el error de usar un medicamento que podría ayudarles, pero lo consumen en el momento equivocado. Cuando el daño ya está hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.