Categorías
medio ambiente otros temas Sin categoría

MONEY FASHION POWER

O cómo el 60% de las costureras de Bangladesh reconocen haber recibido violencia sexual en sus trabajos.

Las primeras manifestaciones sobre el día de la mujer fueron en EEUU, la primera el 8 de marzo de 1857 en New York. 50 años después aparecería el lema “pan y rosas” en Massachusetts. Las condiciones laborales en el sector textil llevan casi 200 años siendo las mismas, hay millones de trabajadoras que siguen en esas mismas condiciones en lugares como India, Pakistán, Bangladesh, China, Indonesia o Hong Kong.

No es hasta 1911 que un incendio en Triangle Waist CO, una fábrica de camisas de Nueva York, acaba con la vida de 146 personas, 123 de ellas mujeres. La causa principal fue la motivación de su capataz en encerrarles con llave para aumentar su productividad. Este accidente mostró la verdad detrás de las máquinas de coser, y las condiciones que llevaban años demandando fueron cumpliéndose poco a poco.

Siendo conscientes de que este sector es, aparte del segundo más contaminante del mundo, el que más empleo genera es imposible imaginar que toda la mano de obra cobre el salario mínimo. Cuando nosotros pagamos menos del 1% de nuestro salario por algunas prendas fast fashion, hemos de ser conscientes de que alguien está pagando esa diferencia.

Hace casi 9 años se produjo el accidente de Rana Plaza dónde un edificio se derrumbó dejando más de 1000 muertos y 2500 heridos. ¿El problema? La poca calidad de la construcción, diagnosticada por los mismos trabajadores días antes, había producido grietas y temblores que los CEOs prefirieron olvidar. La mayoría de heridos aún no han cobrado sus prestaciones. Más de 29 etiquetas fueron encontradas en los escombros, pero ninguna marca ha hecho acciones directas sobre el acto.

Las imágenes qué estáis viendo formarán parte del contenido que se divulgará desde Fashion Revolution España para el día 8 de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.