Categorías
ciencia

Las hembras de delfín tienen clítoris

Un estudio estadounidense revela la evidencia de un clítoris funcional en hembras de delfín.

El equipo de investigadores liderado por Patricia L.R. Brennan, ha publicado en la revista Current Biology el hallazgo de un clítoris grande y funcional en las hembras de delfín común (Tursiops truncatus).

Es extraño pensar que hasta este estudio, en pleno siglo XXI, la anatomía de los delfines no estuviese suficientemente descrita como para saber que tienen un clítoris funcional. Hasta ahora no se había estudiado en profundidad cómo es el sexo de las hembras de delfín.

Durante la investigación se examinaron los clítoris extirpados recogidos de 11 hembras post-mortem de edades diversas del Servicio Nacional de Pesca Marina. Se analizaron la presencia, la forma y la configuración de los cuerpos eréctiles así como la inervación del clítoris.

El examen anatómico del clítoris del delfín reveló que es un órgano complejo con muchas similitudes al de otras especies conocidas para obtener placer sexual, incluídos los humanos.

Lo creas o no, no hay mucha gente ahí fuera estudiando los clítoris animales. Hasta mediados de los 90, el clítoris humano no fue descrito detalladamente.

Patricia L.R. Brennan

En las especies que copulan fuera de periodos conceptivos, como los humanos y los bonobos, se sabe que las relaciones sexuales son agradables para las hembras. Los delfines también copulan durante todo el año, sobretodo para mantener vínculos sociales.

Las hembras de delfín probablemente experimentan placer cuando se les estimula el clítoris.

En estos cetáceos, el clítoris se sitúa en la cara anterior de la entrada vaginal donde es posible el contacto físico y la estimulación durante la cópula. Es por esto que el estudio sugiere que las hembras de delfín probablemente experimentan placer cuando se estimula el clítoris durante el coito, el comportamiento homosexual y la masturbación.

Macro y micro anatomía del clítoris de delfín.

En el video que acompaña el artículo, la autora del estudio explica que parte de la respuesta del placer en las hembras de delfín reside en la entrada de la sangre a los espacios eréctiles, haciéndolos más duros y turgentes ya que hay mucha vascularización. Además de contar con numerosas terminaciones nerviosas.

Patricia añade en la entrevista que han observado que el clítoris de los delfines también está formado por dos tejidos distintos, como en el caso de los humanos: el cuerpo cavernoso y el tejido esponjoso. Asimismo, también han encontrado la presencia de corpúsculos genitales que tienen como único objetivo el placer.

Con todo esto, no se descarta la posibilidad de orgasmos en las hembras de delfín pero aún está por estudiar. Lo que sí se puede afirmar a día de hoy es que probablemente experimentan placer durante la estimulación del clítoris.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.