Categorías
ciencia

El Instagram de las ballenas

Las ballenas jorobadas tienen un patrón de coloración, muescas y manchas único en la aleta caudal de cada individuo. A través de las fotografías de sus colas podemos identificar individuos y conocer sus historias de vida.

Sus vidas a través de fotografías

¿Quién no tiene redes sociales hoy en día?

Difícilmente alguien podría decir que no, y es que las redes han entrado como cuchillo en mantequilla. Por supuesto, este fenómeno lo debemos en buena medida a las fuertes dosis de chismes con las que se nutren las redes y que nos encantan (aunque lo nieguen).

¿Quién no se ha enterado que Fulanito empezó una relación o que Zutanita fue de vacaciones a tal lugar? Aunque sólo sean tus amigos virtuales, te enteras de lo que acontece en sus vidas gracias a sus fotografías.

Bueno, pues aunque Instagram y otras redes parezcan algo reciente, hace unas décadas los mastozoólogos (científicos que estudian a los mamíferos) inventaron algo así como las redes sociales marinas. Estos estudiosos notaron que la aleta caudal, o cola de las ballenas jorobadas, era única en cada individuo.

Cada cola de ballena tiene un patrón único de coloración, manchas, muescas y cicatrices, lo que permite identificarlas y rastrearlas.

Luis Medrano González, experto en mamíferos marinos

Con ello, empezaron a crear catálogos de fotoidentificación que nos permiten enterarnos de sus vidas. En cada temporada en la que las ballenas arriban a los distintos sitios en el planeta, no sólo les toman fotografías, también registran cuándo, dónde, con quiénes están y hasta lo que hacen.

¡Un Instagram, literalmente!…Aunque un poco stalker.

Investigadores en acción. Aquí vemos a una mastozoóloga tomando fotografías de la aleta caudal de las ballenas jorobadas para nutrir los catálogos de su grupo de trabajo.

Por ejemplo, si se avista un grupo de competencia se puede inferir quiénes de esas ballenas son machos, pues compiten físicamente por la hembra, y evidentemente, podemos saber quién es la hembra. Si la hembra es preñada y en la siguiente temporada regresa con una cría, también sabremos quién es su ballenato y en qué año nació.

Y así como tú haces check-in en tus vacaciones o en un restaurante, los mastozoólogos de diferentes partes del mundo también registran esto con las ballenas y colaboran comparando sus catálogos de fotoidentificación para conocer los movimientos migratorios de las ballenas. Además, estos estudios permiten conocer las zonas de alimentación, crianza y reproducción de estos cetáceos.

Como ya lo dije, aunque pudiera parecer un poco stalker, la fotoidentificación es una excelente herramienta para conocer la vida de las ballenas y así poder implementar medidas encaminadas a su protección.

Si quieres conocer más sobre cómo se realiza la fotoidentificación y el estudio de los mamíferos marinos, te recomiendo ver este webinar.

https://bit.ly/3nMvLOJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.