Categorías
ciencia medio ambiente

¿La actividad humana, causa del Covid-19?

La comunidad científica se pregunta cual es animal huésped del coronavirus, pero ¿nos hemos planteado que el animal que ha propiciado la pandemia no sea otro que el ser humano?

La actividad humana impacta en multitud de ecosistemas, es responsable de la alteración de sus delicados equilibrios y conlleva pérdida de biodiversidad. Existen estudios que evidencian que la disminución de biodiversidad aumenta el riesgo de aparición de nuevas enfermedades infecciosas por zoonosis. Se trata de enfermedades infecciosas en la que un animal transmite un agente infeccioso al ser humano, como el coronavirus Sars-Cov-2, causante del Covid-19.

La importancia de la biodiversidad

En un ecosistema sano, los patógenos potencialmente peligrosos se ven limitados a ese ecosistema. Si algún factor de la cadena trófica se alterara, la epidemiología del conjunto podría favorecer el aumento de las zoonosis. También existen evidencias en sentido inverso; la preservación de hábitats naturales reduce el riesgo de propagación de enfermedades infecciosas entre sus poblaciones.

Esta dinámica se explica en parte por el efecto de dilución y por las estrategias de las especies para adaptarse al medio. Las especies generalistas pueden prosperar en un gran abanico de condiciones ambientales, mientras que las especialistas tienen un margen de adaptación reducido. Así pues, en un contexto de alteración ambiental, las especialistas podrían ser desplazadas por las generalistas, que aumentarían su presencia en el medio. Esta situación favorece el aumento de patógenos en el ecosistema.

Actualmente muchos ecosistemas en todo el planeta se encuentran alterados, lo que pone en riesgo su biodiversidad: la deforestación, la contaminación ambiental, el cambio climático y factores socio-económicos son algunas de las causas humanas que propiciarían el aumento de las zoonosis.

El origen del coronavirus

Mucho se ha especulado acerca del virus que causa la enfermedad del Covid-19, pero todavía no se ha encontrado al animal transmisor. Inicialmente se sospechó de un murciélago y del pangolín. Más tarde se descartaron, ya que portaban cepas de virus diferentes. De esto se dedujo que ambos animales podrían ser huéspedes intermedios y que el animal huésped del SARS-CoV2 se encuentra en otra especie desconocida.

Deforestación y pérdida de hábitats

En 2019 los trópicos perdieron 12 millones de hectáreas de cobertura arbórea. Un tercio de esa superfície era selva tropical madura con un alto valor en biodiversidad. Se estima que en una hectárea de bosque primario del Amazonas se pueden encontrar hasta:

  • 160 especies de aves.
  • 400 especies vegetales.
  • 33 especies de anfibios.
  • 10 especies de primates.
  • 22 especies de reptiles.
  • 1000 millones de individuos invertebrados.

Contaminación ambiental

La contaminación ambiental mata, según la ONU, a siete millones de personas al año. Aunque se produce mayormente en áreas industrializadas y grandes ciudades, se distribuye por todo el planeta. De hecho, un estudio encontró plomo, cadmio, cromo y selenio en tres especies de pingüinos antárticos, lo que confirma que la contaminación afecta a los ecosistemas más recónditos, así como a la salud de sus individuos.

Cambio climático

El cambio climático provoca que los ecosistemas sean más vulnerables a procesos de degradación ambiental. También ha propiciado la presencia del mosquito responsable del dengue en EEUU, o el del virus del Nilo occidental en Europa. Así lo señala el director del Centro de Investigación en Sanidad Animal del IRTA. Según Mariano Domingo, los casos del virus del Nilo Occidental están aumentando en Europa y la causa reside en el cambio de las condiciones climáticas. 

Otros factores humanos

Las zoonosis, además, se han visto facilitadas por los usos y costumbres de nuestras sociedades actuales. La captura de especies salvajes (caza furtiva, mercadeo, etc.) y la posibilidad actual de viajar a cualquier lugar del planeta con relativa facilidad se suman a los factores anteriores.

¿Es posible evitar futuras pandemias?

Saber cómo y por qué se origina una zoonosis es complejo, pero es importante conocerlo porque sus efectos representan una amenaza para nuestra sociedad. Queda patente que la actividad humana es globalmente la responsable de la situación actual. Así pues, si queremos evitar nuevas pandemias que pongan en riesgo nuestras vidas y la sociedad tal y como la conocemos, debemos proteger la biodiversidad de los ecosistemas y sus hábitats, y emprender acciones ambiciosas para mitigar los efectos del cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *